Easy Star All Stars: “En nuestros conciertos hay una mezcla muy rara de rastafaris, punks, indie rockers y gente que ni siquiera escucha reggae”

(Artículo publicado en Zona de Contacto, en noviembre del 2009)

A pesar de que vivió toda su adolescencia en Nueva York y su banda remite a todo el imaginario musical de Jamaica,Michael Goldwasser reconoce un refugio predilecto a la hora de componer: Israel. Cuando contesta el teléfono a la Zona, se encuentra en algún lugar perdido del norte de ese país, mientras da forma al nuevo proyecto musical de Easy Star All Stars,y espera que el resto de su banda finalice el tour mundial que inició hace casi un año.

foto

“Ya no estoy girando con el grupo, y las razones son básicamente dos: quiero pasar más tiempo con mi esposa y mi hija y, como productor de Easy Star, nunca terminaría los discos si diera vueltas por el mundo durante meses”, explica. “Así que el método que utilizo es siempre el mismo: establecerme un año y medio lejos del ruido, donde pueda trabajar en mis ideas hasta terminarlas”.

Para Goldwasser, la elección de Israel como epicentro creativo no es casualidad. Fue a los diez años, y durante unas vacaciones de verano en Tel Aviv, cuando escuchó por primera vez Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club, el disco más importante en la historia de The Beatles. “Tengo familia acá y una tía tenía una enorme colección de discos, entre los que estaba Sgt Pepper’s. Lo escuché a diario durante meses completos, mientras recorríamos los alrededores de la ciudad en su auto. Así que se puede decir que me familiaricé con el disco desde muy niño. Jamás pensé que, mucho tiempo después, iba a invertir un año y medio para versionarlo en formato reggae”.

Dos décadas después,Goldwasser es el ideólogo detrás de Easy Star’s Lonely Hearts Dub Band(09), un álbum que revisita el clásico de los fab tour en versiones dub y reggae con invitados de la talla deMatisyahu y Steel Pulse. Se trata del tercer disco deEasy Star All Stars, el colectivo que en los últimos años devolvió los ritmos jamaiquinos a los charts de Billboard a partir de versiones de clásicos como el Dark Side of the Moon de Pink Floyd y OK Computer de Radiohead.El mismo que los traerá por segunda vez a Chile el próximo 3 de diciembre en el marco del One Spring Festival, en un show que seguramente llenará el Court Central con uno de los públicos más heterogéneos que se puedan ver en la actualidad.

“Es muy gracioso, porque los promotores siempre quedan desencajados. En nuestros conciertos hay una mezcla muy rara que va desde adolescentes hasta personas de 60 años, pasando por rastafaris, punks, indie rockers y gente que ni siquiera escucha reggae”, dice. “Para mí, eso es lo más importante: poder inspirar a mucha gente que no es asidua a esa cultura. Seguramente todo eso lo verán en Santiago en los próximos días”.

Sgt. Pepper es un disco muy complejo y probablemente el más “pensado” en el historial de The Beatles. ¿Qué los llevó a inclinarse por ése y no por otros clásicos como Abbey Road o Rubber Soul, por ejemplo? 

“En un principio consideramos hacer otros álbumes de The Beatles, incluyendo los dos que mencionas. Pero un requisito que siempre buscamos es elegir grandes discos conceptuales. Tal vez no sea el primero de la historia, pero Sgt Pepper definitivamente fue el que popularizó ese formato en la industria del rock. Así que pensamos que era muy apropiado intentarlo. Un día estábamos reunidos con la banda en el estudio y el clamor de todos era ‘¿por qué no lo hacemos? ¿Qué estamos esperando?’ Era, por lejos, el que más nos entusiasmaba”.

¿Cuál fue la canción más difícil de versionar?

“Mmmm, A day in the life fue bastante complicada. Es una canción muy icónica, quizás la más importante del disco. Sabía que quería hacer algo orquestal con ella desde el punto de vista del reggae, así que fue todo un desafío. Y también Within you without you, a la que tuvimos que bajarle varios tiempos. Es una canción muy espiritual, con mucho sabor hindú, por lo que decidimos mantener los instrumentos de la versión original, como el citar. Es una de las que más contento me dejó.

foto

UNA VEZ ROGER WATERS NOS ENVIÓ UN FAX. LO ÚNICO QUE DECÍA ERA: ‘MUCHAS GRACIAS POR VERSIONAR MI MATERIAL’.

Hijo de padres melómanos, los primeros recuerdos deGoldwasser están ligados a la música y los discos del jazzero Charlie Parker que sonaban todas las tardes desde la vieja tornamesa de su living. “Nací en Virginia y me mudé a Nueva York a los siete años. Según mis padres, a los 3 años ya estaba haciendo mis propias canciones, aunque eso es medio difícil de creer”. A los 13, ya era parte de un grupo rockero asiduo al circuito de clubes de la ciudad y que llegó a tocar en clubes emblemáticos como el CBGB. Pero la gran revelación ocurrió a los 15, cuando tuvo su primer encuentro con el reggae a través de los discos de Bob Marley y Steel Pulse.

foto

“A pesar del shock cultural que fue escuchar por primera vez a los Wailers, nunca pensé en tener una carrera basada en el reggae”, confiesa. “De hecho, en los ’90 tuve durante cinco años una banda llamada Special Request, enfocada al rythm and blues y la música folk. Pero, paralelamente, nos juntábamos con tres de mis mejores amigos del colegio a escuchar toneladas de reggae e ir a shows. Y un día fue como ¿por qué no creamos nuestro propio sello? Así que en 1996fundamos Easy Star, y pude ahondar mucho más el género a través de la producción”.

En un comienzo, Easy Star Records fue concebida como una plataforma para otros artistas. ¿Cuándo nació la idea de versionar clásicos del rock? 

“La verdad, fue una idea de mi partner y co-fundador del sello,Len Oppenheimer. Él es un gran fan de Dark Side of the Moon y una tarde, mientras escuchábamos el disco, tiró la idea. Llevábamos un par de años sin hacer nada importante y fue como “¡Wow! Podemos hacer una versión reggae muy cool de este disco”. De inmediato tomé el auto rumbo a mi estudio casero y me puse a trabajar en unos arreglos simples para un par de canciones. Cuando las escuchamos a la semana siguiente, nos dimos cuenta que la idea no era tan demente y podía funcionar.

¿Cómo es el proceso creativo de cada disco? Me imagino que hay un largo período de investigación…

“Sí, es muy extenso. Primero, invertimos largos meses decidiendo qué disco vamos a hacer. Elegimos varios candidatos y luego empiezo a trabajar en arreglos simples para algunos temas. Una vez que la decisión está tomada, escucho durante largas semanas el disco original, tratando de adaptar los temas a todo el reggae que hay en mi cerebro. Y, seis meses antes de entrar al estudio, les presento los demos a la banda, para que me den su opinión. El secreto es uno solo: si las versiones suenan forzadas, las desechamos”.

¿Has tenido algún tipo de feedback de los homenajeados? 

“Sí. Una vez Roger Waters nos envió un fax. Lo único que decía era: ‘Muchas gracias por versionar mi material’. Conociendo su personalidad algo arisca, fue muy amable (risas). En una entrevista radial para laBBC de LondresDavid Gilmour dijo que Easy Star All Stars era un ‘proyecto increíblemente entretenido’, lo que fue muy emocionante para nosotros. Y por el lado de Radiohead, siempre han apreciado lo que hacemos. Incluso Thom Yorke promocionaba el disco durante sus conciertos antes que nuestra versión de Ok Computer saliera a la venta.

En el caso de los Beatles, no hemos recibido ningún comentario de PaulRingo o las familias de John y George todavía. ¡Pero ciertamente espero que les haya agradado!”

No sé si compartes esta opinión, pero desde hace algún tiempo el reggae vive una carencia de referentes importantes y hoy se entiende más bien como un género abierto a la fusión. ¿Cómo definirías el estado actual?

Creo que hay un pequeño resurgimiento de la música reggae en el último tiempo, pero no es material de gran calidad. Me gusta que salgan bandas usando músicos en vivo –que es el mismo espíritu que teníamos cuando empezamos Easy Star Records– y las letras sean más profundas y ligadas a las raíces culturales del roots. Pero, honestamente, no hay nada que me vuele el cerebro. Me interesa que el espíritu original esté de vuelta y sentir que se está tomando la dirección correcta. Pero queda un largo camino aún.

foto

Habiendo editado tres discos de covers, ¿no crees que hay un peligro de ser estigmatizados como una banda de versiones? 

“Sí, por supuesto que es un peligro. Gente que no sabe nada acerca de nosotros piensa ‘oh, es otra maldita banda de covers’. Pero, si escuchan lo que hacemos, se darán cuenta que no estamos replicando material de otros. Tomamos álbumes enteros que amamos y los reinterpretamos muy cuidadosamente. Es como tomar una obra de arte y hacer una nueva pieza de arte a partir de ella. No deja de ser entretenido darle una nueva vida a clásicos como Sgt Pepper y ofrecerle a la gente una vía distinta para escucharlo. Creo que nuestros fans entienden y aprecian eso”.

Por último, ¿qué veremos en el show del 3 de diciembre? ¿Tocarán Sgt. Pepper en su totalidad?

“No vamos a tocar el álbum completo, pero sí la mayoría de las canciones. También habrá un puñado de Dub Side of the Moon,Radiodread y Until That Day, un EP con material original que lanzamos el año pasado. La banda tiene un nivel de energía muy alto, así que lo único que pueden esperar es bailar sin parar durante dos horas completas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s